jueves, 6 de abril de 2017

Haciendo amigos



Poesía no son versos apilados
de palabras huecas y exánimes,
sembradas al voleo,
sobre desiertos de arena.

Ni grito de guerra o soflama,
voz altísona y engolada,
impostura,  artificio o proclama.

Poesía no es reunión de cigarras,
al sol que mas calienta,
 pugnando por hacerse oír,
sedientas de aplauso y fama,

 Ni tertulia de casino,
o aldeanas covachuelas,
donde se reparten  laureolas,
dádivas y honores varios
entre pingües francachelas,

Poesía no es un acto social,
 burdo, ramplón y maniqueo,
hoguera para el hereje,
y pasto para la grey.

Ni  homenaje de bandera,
a la  causa del mal causado,
discordia, odio y ceguera. 

Poesía,  no  es una moda,
 un quehacer pasajero,
un  pasatiempo barato,
de gente ociosa y atrevida,
que a los poetas remedan,
con faltas de ortografía.

Ni narcisismo onanista,
 autocomplacencia insana,
 vanagloria diletante ,
estéril reafirmación,
de niños que peinan canas.

Poesía no sólo es verso libre,
 famélico renglón equilibrista,
de puro prosaico aleve,
que daña tanto a   la vista.


Poesía, en fin, no es arte fácil
de  arribistas sin oficio,
eximios y egregios  vates,
de la hermandad de los orates.

Parnaso en horas muy bajas,
de saldos y de rebajas,
en liquidación por derribo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario